La razón la hemos tenido en las manos y nos la han quitado

Encuentro con familiares de los Cinco Héroes injustamente prisioneros en cárceles de Estados Unidos

En la mañana de este jueves los miembros de la Brigada Suramericana tuvieron el encuentro con los familiares de nuestros cinco compatriotas presos en cárceles estadounidenses. Estuvieron presentes en la actividad Mirta Rodríguez, madre de Tony; María Eugenia Guerrero (Maruchi), hermana de Tony; Irma Sheverert, mamá de René; Cándido René González, padre de René; Elizabeth Palmeiro, esposa de Ramón; Rosa Aurora Freyins, esposa de Fernando; Olga Salanueva, esposa de René y por la delegación cubana estuvieron presentes Yarisleidis Medina, directora de la brigada y José Prieto, director de América Latina del ICAP.
El encuentro fue muy emotivo, los familiares ofrecieron una explicación sobre el caso de los cinco para los que no tenían referencia del tema. Los exhortaron a que se unieran a la causa y a los planes de acciones que actualmente se llevan a cabo en todos los países del mundo. Comentaron sobre la propuesta de desarrollar acciones todos los días 5 de cada mes por los cinco, cuyo nombre de campaña es “Cinco por los cinco”.
Los brigadistas tuvieron la oportunidad de interactuar con los familiares. Unos hicieron preguntas relacionadas con los temas legales que se mueven en torno de los casos mientras otros expresaron su más profunda disposición y conciencia de la presión que debe hacer la solidaridad de todos los rincones del mundo para que los cinco sean devueltos a su patria de donde nunca debieron haber sido arrancados.
Como colofón del fraternal encuentro el brigadista Claudio de Argentina leyó la “Declaración de Solidaridad con los Cinco Héroes Cubanos injustamente encarcelados en los Estados Unidos” cometida por todos los miembros de la brigada como condena ante la arbitrariedad del juicio de los cinco.
XVIII Brigada Sudamericana de Trabajo Voluntario y Solidaridad con Cuba
Declaración de Solidaridad con los Cinco Héroes Cubanos injustamente encarcelados en los Estados Unidos

CONTEXTUALIZACIÓN

Debido a la pequeña distancia entre Cuba y Florida (menos de 200 kilómetros), Miami siempre fue una ciudad habitada por muchos cubanos de origen pobre que buscaban allí mejores condiciones de vida. Con la victoria de la Revolución en 1959, ese flujo migratorio fue acrecentado por personas contrarias al nuevo gobierno revolucionario, de manera que se trasladaron a Miami desde altos funcionarios de la dictadura de Fulgencio Batista (el dictador derrumbado por la Revolución) y del empresariado nacional, hasta individuos antisociales responsables de los más diversos crímenes.
Algunas de esas personas formaron asociaciones con el objetivo explícito de derrumbar el nuevo gobierno instalado en Cuba bajo el comando de Fidel Castro. Dichas organizaciones asumirían un carácter paramilitar y terrorista, como ALPHA 66; Fundación Nacional Cubano Americana y Hermanos al Rescate. Dentro de las acciones terroristas ejecutadas por estos grupos, se destaca el asesinato del ex embajador chileno Orlando Letelier en Washington, y el caso de la bomba colocada en un avión civil cubano en 1976 que llevaba a la Habana a todo el equipo nacional de esgrima de Cuba después de un viaje a Venezuela, tragedia que tuvo el saldo de 70 personas muertas de varias nacionalidades.
Después de un breve periodo de disminución de las actividades criminales, las mencionadas organizaciones retoman con gran fuerza sus acciones a mediados de los ’90, instalando bombas en hoteles de La Habana y Varadero como forma de reducir el flujo turístico hacia la Isla, principal sostén de la economía cubana en el “periodo especial”.
En las explosiones, muchas personas fueron heridas y resultó muerto un turista italiano, Fabio Dicelmo. Como forma de responder y prevenir nuevos actos terroristas, el Gobierno de Cuba infiltró en las organizaciones paramilitares de Miami a cinco jóvenes patriotas para recoger información sobre futuras acciones de terrorismo contra Cuba. Se designó entonces a una comisión de altos funcionarios del FBI para dirigirse a La Habana en busca de las pruebas que serían entregadas por las autoridades cubanas; sin embargo, en una abierta provocación del gobierno estadounidense a la soberanía de Cuba, este acuerdo fue ignorado y surgió la acusación de conspiración para actuar como agentes extranjeros no registrados, para los Cinco.
Siendo así, en septiembre de 1998 Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González y René González fueron arrestados en el sur de Florida por el FBI y mantenidos en celdas de aislamiento por más de un año antes de que su caso fuera llevado al tribunal.
Luego de un largo proceso judicial llevado a cabo en Miami, en un clima de alta hostilidad hacia Cuba y su gobierno, se determinó que no existen pruebas suficientes para acusarlos de conspiración para cometer espionaje y asesinato, entre otros cargos que se les imputan. No obstante, el gobierno estadounidense ha logrado extender el juicio por más de doce años, condenando a los cinco a penas que van desde los 15 años de prisión hasta dos cadenas perpetuas.
Los Cinco Héroes cubanos se encuentran hoy recluidos separadamente en presidios de máxima seguridad, y han resistido diversas presiones para reconocer los cargos a cambio de mejorar su situación carcelaria. Al mismo tiempo, sus familias han sufrido demoras y negativas en la entrega de visas para visitarlos, intentado doblegar o aún más el ánimo y la resistencia de los cinco.

DECLARACIÓN

Nosotros, los participantes en la XVIII edición de la Brigada Sudamericana de Trabajo Voluntario de Solidaridad con Cuba, procedentes de Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile y Uruguay, deseamos hacer la siguiente declaración:
1.- Consideramos que el juicio a los cinco cubanos es un proceso ilegal, absurdo y arbitrario, que atenta contra la soberanía de Cuba, los derechos humanos y la vida misma.
2.- Reconocemos el heroísmo de esto cinco valientes cubanos que se han resistido a negociar su dignidad y su libertad a cambio de mejorar su situación personal, defendiendo así los valores y la libertad de todo el pueblo cubano.
3.- Instamos al gobierno estadounidense a terminar con la injusticia de este caso y el sufrimiento de los cinco y sus familias. El presidente Obama está facultado para indultarlos amparándose en la legislación vigente en Estados Unidos, por lo cual esta decisión está en sus manos.
4.- Declaramos nuestro compromiso con la difusión de este proceso en nuestros respectivos países, reconociendo que la desinformación reinante en los medios de comunicación contribuye a crear un cerco de desconocimiento respecto al tema. De la misma forma, instamos a la creación de comités de apoyo permanente a la petición de libertad y justicia para los cinco, y al apoyo de los comités ya organizados mediante todos los medios posibles.
5.- Condenamos el complot de los medios de comunicación latinoamericanos concentrados para ocultar conscientemente esta injusticia y el trato inhumano que han sufrido los cinco durante todo el proceso.
6.- Exhortamos al gobierno de Estados Unidos a ser consecuente con su declarada política antiterrorista, y actuar contra los grupos terroristas radicados en su territorio. Como ejemplo, citamos el caso de Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila, considerados los terroristas más peligrosos de Miami y probablemente de América Latina, quienes hoy gozan de absoluta impunidad pese a los reiterados crímenes perpetrados contra Cuba y otras naciones.
7.- Solicitamos a las autoridades estadounidenses que el proceso contra los cinco no continúe en tribunales de Miami, donde existe un entorno de reconocida agresividad, hostilidad y prejuicios hacia Cuba, lo cual obstaculiza la realización de un juicio imparcial y objetivo de los patriotas cubanos.
8.- Por último, solidarizamos con el sufrimiento de los familiares de Gerardo, Antonio, Ramón, Fernando y René, quienes han enfrentado continuas dificultades para visitar a sus seres queridos en suelo estadounidense. Apoyamos especialmente a Adriana Pérez y Olga Salanueva, esposas de Gerardo y René, quienes jamás han obtenido una visa bajo el argumento absurdo e injustificado de que ambas representan un peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos. Como brigadistas de Argentina, Brasil, Costa Rica, Chile y Uruguay, rechazamos enérgicamente este argumento y apoyamos la petición de visas múltiples y derecho de los cinco a ser visitados por sus familias.

Por la liberación de los Cinco, ¡VIVA LA REVOLUCIÓN CUBANA!
Caimito 3 de febrero del 2011
En la tarde los brigadistas estuvieron preparando sus stands por países para la Noche Suramericana.

Preparación de la Noche Suramericana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s